Vídeo y resumen de la conferencia de Rebwar Audish “El monacato en Mesopotamia” – León, 30-IV-2015

P1040956

Rebwar Audish Basa momentos antes de su ponencia.

 El pasado jueves, 30 de abril, el sacerdote y experto iraquí Rebwar Audish Basa, doctorando en el Pontificio Istituto Biblico y Procurador de la Orden antoniana de San Ormisda de los caldeos, pronunció en el IBO de León una interesante conferencia titulada El Monacato en Mesopotamia.

Monasterios y monjes de Iraq

Por Alfonso Vives Cuesta (IBO).

DESCARGAR EN PDF

Origen del Monacato

El origen del monacato aparece en la naturaleza misma del cristianismo, que presenta la perfección como ideal del creyente: “Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mt. 5.48). En algunas regiones del Imperio romano sobre todo en época de persecuciones, comenzaron pronto a agruparse personas que buscaban vivir en soledad (celibato, pobreza, oración) y admiraban a los que eran capaces de hacer esa “entrega mística” a Dios.

Siria, Palestina, Asia, Capadocia, Anatolia y Persia tuvieron gentes en los desiertos desde el siglo II. Africa del Norte los conoció desde el III. En Hispania, Galia, Italia comienzan a ser abundantes en el IV. Los primitivos eremitas vivían alejados; luego se concentraron en lugares próximos, en celdas separadas llamadas lauras, pero con acceso al oratorio cercano en el que rezaban con más o menos frecuencia. Los eremos (solitarios) se fueron convirtiendo en conobios (en griego “koinosbios”, vida común). Y se impuso pronto la autoridad de un solo superior, un abad (abbas) o archimandrita.

Fundador del monacato

San Antonio (256-301) es considerado como el fundador de la forma de vida cenobítica en Egipto, por haber dado normas de vida a los imitadores que quisieron vivir cerca de él. Uno de sus discípulos, San Pacomio (290-346), fundó un gran monasterio en una isla en el río Nilo. Pacomio instituyó para sus hermanos una regla monástica, que sería la primera regulación conocida de este tipo. Otros nombres de monjes famosos quedaron en la historia monástica: Pablo de Tebas, Maleo, Hilarión, S. Macario de Egipto, Schenute, S. Epifanio, San Eutimio, San Sabas y San Basilio el Grande.

Rabban Hormidz

Monasterio de Rabban Hormizd, Iraq.

Monacato Oriental

Aunque la vida cenobítica fue inaugurada, por San Pacomio y sus monjes, en realidad fue San Basilio el Grande su definitivo organizador. Será la regla de San Basilio (330) la más extendida en todo el Oriente. Allí los monjes y monasterios derivados de los antiguos Fundadores, siguieron habitando todos los territorios, islamizados desde el siglo VIII, alimentándose de la savia del monacato antiguo Incluso surgieron nuevas formas monacales, piezas clave para mantener el cristianismo en medio de las nacientes culturas islámicas y bajo el decadente Impero bizantino, que resistió con vida hasta la toma de Constantinopla por los turcos el año 1453. Desde entonces los movimientos monacales se dispersaron por las distintas regiones, o naciones, que más o menos sobrevivieron entre el imperio ruso, el imperio turco y los estados islámicos orientales.

La Iglesia de Oriente y el monasterio de Rabban Hormizd

La Iglesia de Oriente se denomina oficialmente “Santa, Católica y Apostólica Iglesia Asiria”: Apostólica porque fue fundada por al apóstol Tomás por lo tanto tiene una antigüedad de 2000 años; Católica por su universalidad, y Asiria por permanecer enraizada en las tierras de la antigua Asiria. También es conocida como de los Caldeos y de Mesopotamia. También se les ha nombrado a veces de forma impropia como
Nestorianos. Nestorio y sus seguidores fueron anatemizados en Concilio de Efeso (431), por considerar a Cristo separado en dos naturalezas, una divina y otra humana, dos personas distintas unidas en Cristo que es Dios. Decimos de forma impropia pues Nestorio que fue Patriarca de Constantinopla nunca fundo una iglesia, el dogma de la dos personas en Cristo fue desarrollado por Diodoro de Tarso y Theodoro de Mopsuestia, y para concluir, Nestorio siempre abogó por la unidad ontológica de de las dos naturalezas de Cristo, defendiéndose hasta su muerte de las acusaciones de herejía. En su desarrollo histórico la Iglesia de Oriente ha estado sometida en lo temporal a los imperios: romano, persa, árabe y turco. La Iglesia de Oriente cuenta con grandes personalidades dentro de la mística y la teología como: San Efrén de Siria (306-3739, Isaac de Ninive (siglo VII), Juan de Dalyatha (786), Yussuf Busnaya (869-922) el cual ejerció gran influencia en el misticismo Islamico de AI- Hallaj. La iglesia de Oriente sobre todo en el siglo XIX al igual que la Escuela de Traductores de Toledo sirvió en Mesopotamia como vehículo transmisor del saber de los griegos a la lengua Arabe y Siriaca, entre esas ciencias están la: Filosofía, matemáticas, geometría, astrología y medicina. La Iglesia de Oriente por la Ruta de la Seda se expandió hasta la India, Asia Central, Mongolia y China.

Liturgia en la Iglesia de Oriente

En Siriaco la liturgia es denominada “qurbana”, es decir, fiesta del sacrificio, porque conmemora el sacrificio de Cristo y su labor salvadora. Las iglesias nestorianas son de planta rectangular con una o tres naves y orientadas hacia el Este; hacia el nacimiento del Sol. La entrada se hace por el Sur. Al Este se emplaza el santo de los santos, que simboliza el cielo y donde sólo pueden entrar los clérigos, aquí se levanta bajo un baldaquín, el altar que simboliza la tumba de Cristo, delante del santo de los santos se emplaza el qostroma o vestíbulo al que se accede por la shqaqona o corredor que viene desde la bema. A la izquierda del santo de los santos se emplaza la sacristía y a la derecha el baptisterio. Al Oeste se sitúa la nave de la iglesia que simboliza la tierra, en la nave se emplaza la plataforma o púlpito de la bema que simboliza a Jerusalem como centro de la vida de Jesús. Los hombres ocupan la parte delantera de la nave y las mujeres la parte de atrás. Al Norte de la nave suele situarse un martyrium donde se guardan las reliquias de los mártires. El santo de los santos se separa de la nave por un arco o arcos donde se levanta el iconostasio, una cortina colgada entre los arcos impide la vista a los fieles del santo de los santos durante la liturgia cuando se conmemora la crucifixión de Nuestro Señor. La cortina cuando se abre simboliza la apertura de los cielos y la llegada de Cristo.

Monasterio de Rabban Hormizd

De ese oriente que vive los terribles momentos de la prueba y la pasión, viene pararecordamos su tradición, sólida fe e historia el Padre Rebwar Audish Basa, procedente del monasterio de Rabban Hormizd, un importante monasterio de la Iglesia Caldea, unida a la Santa Sede en el siglo XIX. El monasterio de “Rabban Hormizd” toma el nombre del monje fundador Hormizd, Rabban en Siriaco significa “monje”. Fue fundado en el año 640 a unos 48 kilómetros al Norte de Mosul, excavado en la ladera de una montaña, un lugar para la contemplación, alejado de todo tipo de comodidades. Desde 1501 hasta el siglo XVIII ha sido la sede y residencia oficial de los patriarcas de la Iglesia de Oriente o de los Caldeos. Después de la unión de la Iglesia de Oriente con Roma en el siglo XIX, Rabban Hormizd, se ha convertido en uno de los más importantes monasterios de la Iglesia Caldea, actualmente vive momentos de gran tribulación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s